¿Ya no puede? Pida ayuda

Si cree que ya no puede con la deuda, comuníquese con sus acreedores. Explique sus circunstancias, y pida pagos reducidos o la re programación de sus pagos, por ejemplo, si le pagan el primero y el quince del mes y tiene que pagar la renta o la hipoteca el primero, pida que le ajusten los pagos de la tarjeta o los demás préstamos para el día quince. Esto le ahorrará intereses y podrá hacer sus pagos a tiempo. Puede pedir que no le cobren los pagos durante varios meses si ha tenido un contratiempo temporal pero espera ganar lo mismo dentro de poco tiempo, por ejemplo, si tiene que tomar un permiso del trabajo sin paga o si hubo recorte de personal en su trabajo.

Aviso: usted es el cliente de su acreedor y tiene que ser tratado con respeto aunque deba dinero o se haya retrasado con los pagos. Reporte a los supervisores al personal que se porte grosero y quéjese ante nuestra oficina. No deje que los esfuerzos de cobro de deudas groseros y sobre entusiastas le impidan buscar ayuda.

Piense en ir a un servicio de asesoría de crédito para el consumidor o buscar asesoría de crédito en la Internet. Un asesor de crédito de buena fama puede aconsejarle cómo administrar su dinero y deudas, ayudarle a desarrollar un presupuesto y ofrecerle materiales educativos gratis y talleres. Haga clic aquí para información sobre la asesoría de crédito.

A veces la asesoría de crédito resulta en enviarlo a servicios de planes de administración de deudas. Hay algunas empresas que prometen bajar los pagos mensuales si paga una cuota. Estas negocian en su nombre con sus acreedores para bajar sus tazas de interés, no cobrar sanciones y establecer un plan de pago para la deuda. Estas empresas ofrecen planes de administración de deudas y tienen que estar registradas con el estado según el Capítulo 394 del Código de Finanzas de Texas.

Escoja este tipo de empresas cuidadosamente y busque esta ayuda solo si ya intentó por si mismo y no pudo lograr que le bajaran los pagos mensuales o no puede negociar por su cuenta. Haga clic en “¿Es la administración de deudas para usted?”

La bancarrota es una opción, pero no se debe considerar a la ligera. Las bancarrotas se quedan en su reporte de crédito por diez años. Además, con las nuevas leyes, las cuales entraron en vigor el 17 de octubre de 2005, usted quizás tenga que recibir asesoría de crédito de una organización aprobada por el gobierno dentro de seis meses antes de presentar la solicitud de bancarrota. Puede encontrar una lista de las organizaciones aprobadas por el gobierno en www.usdoj.gov/ust/eo/bapcpa/ccde/de_approved.htm.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: